Hostelería

Asador Guetaria 2.Zero

Del actual Asador Guetaria, nace su versión más moderna e innovadora: Asador Guetaria 2.Zero, sin perder la esencia de la gastronomía vasca tradicional, el  chef Jesús Alcalá, cuenta con un nuevo espacio donde acoger a su clientela más exigente. Calle del Aviador Zorita, 8 (Antigua calle Comandante Zorita)
Esta vez ha contado con el equipo de interioristas formado por Luis Miguel Valderas y Laura Huerta Cepas, que bajo sus respectivas marcas “Valderas Estudio Creativo” y “LaKaléndula” han dado forma a un distinguido y elegante espacio.

Fachada principal. Asador Guetaria 2.Zero

Planta de distribución.

Se trata de un semisótano donde apenas se podía contar con luz natural y su arquitectura era bastante problemática, a pesar de ello, el resultado final ha resuelto con creces cada uno de estos problemas dando como resultado un restaurante de diseño exquisito y estética contemporánea.

El hilo conductor del proyecto surgió a la hora de integrar los innumerables pilares, vigas y descuelgues de techo con que contaba el local. Esto generó una estructura de madera totalmente unificada donde el espacio se ha organizado a través de estancias a modo de reservados. Proyecto donde los grandes protagonistas son la madera, el vidrio y el revestimiento fonoabsorbente capaz de resolver los inconvenientes habituales de acústica.

Asador Guetaria 2.Zero se presenta de forma contundente. La auténtica barandilla de La Concha sirve como carta de presentación y junto a una fachada de carácter tosco, pero elegante, nos invita a cruzar su gran puerta corredera.
Una vez ponemos el pie dentro del restaurante el ambiente que se respira es cálido y distinguido. En lo alto de la escalera y con un sólo vistazo se contempla lo que va a ser un entorno seductoramente acogedor.

Reservado Gilda. Asador Guetaria 2.Zero

Comedor. Asador Guetaria 2.Zero

La iluminación en este proyecto presume de un carácter suave, templado y con métodos principalmente indirectos. La envolvente general recae sobre grandes bandejas descolgadas del techo y con luz indirecta que mana perimetralmente sobre ellas. Es en las paredes donde aprovechando el dibujo del tejido fonoabsorbente se han integrado unas cuñas, cual arquitectura despegándose de la pared, emergen puntuales haces de luz.

La configuración del espacio la soporta una gran estructura de madera compuesta por un ajedrezado irregular y generado a través de entrecalles negras. Cada uno de los paneles contrapean la dirección de su veta y conforman cada uno de los privados del restaurante. A su vez, imponentes mamparas de vidrio plegables permiten independizarlos o no dependiendo de las necesidades.

Comedor Asador Guetaria 2.Zero

En todos los reservados se puede disfrutar de total privacidad acústica gracias a los acabados y revestimientos seleccionados. Todos disponen de bandejas acústicas descolgadas del techo, así como una envolvente a base de madera y tejido fonoabsorbente, que sin duda, juega un factor fundamental en el proyecto, tanto por sus propiedades técnicas como estéticas. Visualmente se trata de una textura con formas en relieve capaces de dispersar el sonido a la par que embellecer el espacio. Aprovechando al máximo sus propiedades, los diseñadores han intentado ‘rizar el rizo’ desestructurando el despiece del revestimiento para integrar iluminación cenital en aperturas artificiales, pero como si de forma natural nacieran de la pared.

Lámpara de techo

Como broche final, cada uno de los reservados está coronado con una espectacular lámpara o casi diría escultura. Un entramado de resina blanca forma lo que recuerda a los rosetones de las catedrales góticas, rematando de este modo un lugar especial y distinguido para saborear la rica gastronomía vasca en pleno centro de Madrid.

Detalle de barra

En el centro del restaurante, la barra. Como si de una gran recepción de hotel se tratase, se exhibe lo que podría recordar a una mesa clásica de Luis XV con ‘pata cabriole’ y filo en dorado. Una estructura alta, lacada y con una tapa de mármol negro hace las funciones de barra clásica a la par que recibe a los comensales.

Un conjunto de apliques en forma de ‘botes’ de diferente color y tamaño, rompen con el carácter clásico aportando frescura y actualidad a este pequeño rincón.

Reservado El Txakoli

Reservado El Txoko

De nuevo, y sin alejarnos de la importancia que tienen los vinos para el Asador Guetaria, nos presentan una pequeña selección de éstos. Aprovechando el concepto de reservados se ha levantado una gran vitrina expositora separando los espacios conformando así otro espacio privado para disfrutar de la gastronomía vasca más tradicional.

Escultura El Ratón de Guetaria

Finalmente, los diseñadores Luis Miguel Valderas y Laura Huerta Cepas no han querido descuidar los pequeños detalles y han aplicado tanto el acero cortén, como los dorados, para resaltar singularidades del proyecto tales como sus piezas escultóricas, la señalización de los reservados o las clásicas molduras de enmarcado. Un proyecto original y atemporal donde Jesús Alcalá acogerá con mucho gusto a sus huéspedes en su ‘nueva casa’ :

Asador Guetaria2.Zero

C/Comandante Zorita, nº8
CP. 28020 – Madrid

Proyecto de interiorismo por parte de:
Valderas Estudio Creativo, S.L.
&
La Kaléndula

*Fotografía aportada por el cliente